/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

¿Qué es la biodiversidad?

La biodiversidad es la gran variedad de formas de vida que habitan la Tierra. Incluye la diversidad dentro de las especies, entre las especies y de los ecosistemas: no solo los millones de plantas, animales y microbios diferentes que viven en nuestro planeta, sino también las variaciones y rasgos genéticos dentro de las especies (como las distintas variedades de cultivos). La definición de biodiversidad abarca también a todos los diferentes tipos de ecosistemas que existen en tierra y bajo el agua. Todo lo que se diga sobre la importancia de la biodiversidad es poco: sustenta directamente la agricultura, la silvicultura, la pesca, el turismo y otras actividades económicas que sostienen nuestras sociedades y economías a nivel mundial, regional y local. Según la OCDE, estos beneficios incluyen el ciclo de los nutrientes, la provisión de hábitats, la polinización, el control de la erosión y la regulación del clima. La cuestión de qué es la biodiversidad –plantas, animales y especies invisibles al ojo humano con las que convivimos a diario– tiene una estrecha relación con la sostenibilidad en los ámbitos del desarrollo y la innovación.

¿Por qué es importante la biodiversidad?

«Biodiversidad» es simplemente la forma científica de decir «variedad de vida en la Tierra», desde el microbio más pequeño hasta el árbol más alto de la selva amazónica. La interacción de los 1,6 millones de especies catalogadas del planeta conforma los ecosistemas que limpian nuestra agua, purifican nuestro aire, mantienen nuestro suelo, regulan el clima, reciclan nutrientes y nos proporcionan alimentos. También proporcionan materias primas y recursos para medicamentos y otros fines. Sostienen nuestras economías y hacen posible la vida tal como la conocemos.
Para que un ecosistema se mantenga sano, necesita biodiversidad. Salvar una especie de la extinción es algo más que una causa noble. Y no solo hay que salvar especies «superestrellas» como gorilas y tigres. Nuestra producción de alimentos es posible gracias al trabajo «pesado» de especies de insectos a menudo poco conocidas. La extinción de una sola especie podría repercutir en todo un ecosistema vital para el bienestar humano.
video
La biodiversidad es importante en el campo, en las tierras de labranza o en los bosques, y es una cuestión clave también para la urbanización. Además de la pérdida de naturaleza en términos de especies y hábitat, las zonas urbanas pueden alterar el clima local y regional, ya que los cambios en el uso del suelo asociados a la urbanización tienen un gran impacto en la temperatura, las precipitaciones y el ciclo del agua en las zonas urbanas y sus alrededores.
Los ecosistemas equilibrados, apoyados por la biodiversidad en un contexto urbano, aportan soluciones naturales a muchos de los retos a los que se enfrentan las ciudades al contribuir a la limpieza del aire, la filtración del agua, la prevención de inundaciones, la reducción del ruido, el ocio y la mitigación y adaptación al cambio climático. Además, el rol de la biodiversidad urbana tiene efectos claros y directos sobre el bienestar humano, la salud física y psicológica, la salud social y cultural, y la salud y estabilidad económicas.

¿Cómo proteger la biodiversidad?

La protección de la biodiversidad, definida como la conservación de todo el espectro de organismos vivos en sus diversas formas en sus respectivos ecosistemas, es una necesidad innegociable en cualquier circunstancia, incluso en el contexto del desarrollo económico. Proteger la biodiversidad significa desarrollar la agricultura, la silvicultura, el turismo y muchas otras actividades y, al mismo tiempo, encontrar formas de coexistir con los hábitats animales y vegetales y protegerlos. Esto puede exigir la creación de soluciones que combinen la tecnología con la protección de la biodiversidad.
At the Heart of our Culture

Enel X inaugura un Jardín de Abejas en la azotea de su sede central en Roma

Tres colmenas y 180 000 abejas contribuyen a la biodiversidad urbana con la polinización de 90 millones de flores cada día

El impacto humano sobre el planeta, incluido el cambio climático, es la mayor amenaza para la biodiversidad. En otras palabras, los seres humanos estamos destruyendo lentamente las condiciones que necesitamos para mantener la vida. Por tanto, las tres formas de proteger la biodiversidad son:

 

  • reducir la contaminación y las emisiones;
  • limitar la sobreexplotación del suelo;
  • reconstruir el hábitat natural de plantas, animales e insectos siempre que sea posible. 

¿Qué es la biodiversidad urbana?

Por «biodiversidad urbana» se entiende la variedad y variabilidad de organismos vivos que se encuentran en un entorno urbano y en ecosistemas afines. Las zonas urbanas son tan importantes como las rurales y forestales para proteger esta preciosa variedad de plantas, animales e insectos. Una estrategia de biodiversidad y urbanización busca nuevas formas de introducir soluciones basadas en la naturaleza que promuevan la biodiversidad y ayuden a que las ciudades sean resilientes mitigando el microclima, la calidad del aire y, en general, mejorando la calidad de vida en las ciudades. Proteger la biodiversidad urbana es importante porque las zonas urbanas son uno de los ecosistemas que más rápido crecen. Si se mantienen las tendencias actuales, se calcula que en 2050 la población urbana mundial será del 70 %, es decir, 6300 millones, casi el doble de los 3500 millones de habitantes de las ciudades del mundo en 2010, según Naciones Unidas. La mayor parte de este crecimiento se producirá en ciudades pequeñas y medianas, no en megaciudades. 
Ongoing Commitment to Biodiversity

El continuo compromiso de Enel X con la biodiversidad

Tres colmenas encuentran su lugar en la azotea de la sede de la empresa en Roma

Ejemplos de protección de la biodiversidad

At the Heart of our Culture

En el corazón de nuestra cultura

Los pilares que sustentan nuestro compromiso con la excelencia: Salud, Seguridad, Medioambiente y calidad de vida

Las cuevas de Collepardo, en el centro de Italia, con sus espectaculares formaciones de estalactitas y estalagmitas son, desde hace tiempo, una atracción para científicos y turistas. Las cuevas también albergan una gran población de murciélagos que sostienen el ecosistema del parque natural circundante. Las autoridades locales decidieron instalar un nuevo sistema de iluminación con 198 puntos de luz LED con luminosidad diferenciada para una función específica, que se ajusta al recorrido de la visita y a la cantidad de luz natural que entra en la cueva. Por tanto, esta solución protege el ecosistema extremadamente frágil de la cueva, junto con una reducción del 95 % del consumo de energía.

También en el centro de Italia, un gran edificio a las afueras de Roma alberga tres colmenas con una población total de 180 mil abejas cultivadas por Apicultura.it. Actualmente, ciudades y empresas de todo el mundo albergan zonas de «apicultura urbana», refugios seguros para las abejas, lejos de la contaminación química asociada a la agricultura industrial. Además, las ciudades ofrecen una gama especialmente diversa de fuentes de néctar que favorecen eficazmente a las especies de polinizadores.

 

Santiago de Chile ofrece dos ejemplos de cómo proteger la biodiversidad en un entorno urbano:

  • Parque Eduardo Frei Montalva, que se ha convertido en la primera Smart Plaza de América Latina. Ubicado en el cruce entre las comunas de La Florida, Peñalolén y Macul, es un espacio urbano de 23 000 m2 donde la naturaleza y las áreas verdes están dotadas de carriles bici, juegos infantiles y máquinas para hacer ejercicio. La zona ofrece un servicio público 5G, cámaras de videovigilancia y análisis, sensores de contaminación atmosférica y acústica, y también estaciones de carga para vehículos eléctricos.
  • El Hotel Mandarin Oriental de Santiago, cuenta con una cubierta verde que emplea una mezcla de tecnología y biodiversidad urbana. El sistema fotovoltaico solar de 21,6 kWp cubre las necesidades energéticas del hotel, y dos colmenas, un invernadero, ocho árboles frutales y un huerto demuestran que ningún espacio es demasiado pequeño para proteger la biodiversidad.

En Lima (Perú), el proyecto Cajas nido del Bicentenario crea lugares de cría para especies de aves que pueden prosperar en el medio urbano. Este proyecto prevé la instalación de 37 pajareras en 11 zonas de conservación urbana de Lima, lo que ayudará a las instituciones locales a reforzar los niveles de biodiversidad de la ciudad.

 

Los sistemas de iluminación inteligente de Brasil están diseñados para reducir el impacto sobre la vida marina y el hábitat de las especies nocturnas. En España se distribuyen kits de detección de emisiones de carbono y se dictan cursos de formación y sensibilización a temas como la biodiversidad urbana, las emisiones y el cambio climático.

Preguntas relacionadas

¿Cuáles son los principales beneficios del desarrollo sostenible?

PARA SABER MÁS

¿Qué es el objetivo Cero Emisiones Netas y cómo lograrlo?

PARA SABER MÁS

¿Qué es la transición energética y por qué es importante?

LEARN MORE

¿Qué es la economía verde? Definición y significado

PARA SABER MÁS

¿Qué es la regeneración urbana? Definición y significado

PARA SABER MÁS

¿Qué es una ciudad inteligente y cómo podemos definirla?

PARA SABER MÁS