/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

¿Qué es la resiliencia energética?

La resiliencia energética es una estrategia concebida para garantizar un suministro de energía estable y fiable, así como para diseñar un plan de emergencia que permita hacer frente a un eventual apagón derivado de fenómenos meteorológicos extremos, catástrofes naturales, fallos en los equipos o errores humanos. Un corte repentino de energía puede provocar la interrupción de la actividad en sectores vitales como la fabricación, el transporte, la sanidad o la educación. Esto hace que la resiliencia energética sea fundamental en el funcionamiento de las empresas, especialmente cuando la vida de las personas puede estar en juego. La resiliencia energética va más allá de tener un plan de contingencia en caso de emergencia. Se trata de una estrategia de resiliencia energética que incluya el autoconsumo a partir de fuentes de energía renovables, lo que ayudará a las empresas a alcanzar también los objetivos de sostenibilidad y contribuir a la lucha contra el calentamiento global. Asimismo, puede proteger a las empresas contra la volatilidad de los precios y las fluctuaciones del suministro debidas a acontecimientos geopolíticos como guerras o escasez de energía.

¿Por qué es tan importante la resiliencia energética en las empresas?

La resiliencia energética es fundamental para mantener una empresa operativa y reducir el riesgo comercial.

 

Por ejemplo, si un fabricante de alimentos sufre un corte de luz, eso podría tener repercusiones negativas en la empresa. La forma en la que el fabricante de alimentos afronta el corte de electricidad -por ejemplo, si tiene o no un sistema de reserva, la rapidez con la que este se pone en marcha y la cantidad de productos que se pierden debido al corte- constituye la continuidad de su actividad, o la capacidad de una empresa para seguir operando tras una interrupción energética.

Battery Energy Storage Solutions

Soluciones de almacenamiento energético

Soluciones integradas para ahorrar energía e impulsar tu negocio

La resiliencia energética es también uno de los elementos de la resiliencia empresarial, es decir, la capacidad de una empresa para adaptarse a un entorno cambiante, según la Organización Internacional de Normalización o Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés). La diferencia entre la resiliencia empresarial y la continuidad del negocio es que la primera se refiere a la forma en la que una empresa evoluciona en respuesta ante un cambio duradero, mientras que la segunda se refiere a cómo una empresa responde ante un evento imprevisto.

¿Cómo hace la eficiencia energética que las empresas sean más resilientes?

La dependencia de los combustibles fósiles es cada vez más costosa a medida que los gobiernos introducen legislación destinada a frenar las emisiones. Tomar medidas para mitigar estos riesgos financieros -como hacer que las instalaciones y operaciones de una empresa sean más eficientes desde el punto de vista energético, o introducir energías renovables en su cartera- son estrategias de resiliencia energética. Por eso, la resiliencia empresarial y la sostenibilidad están tan estrechamente relacionadas; las empresas deben adaptarse a los cambios del mercado para sobrevivir. Esta adaptación debe incluir la adopción de la transición hacia energías limpias y procesos de producción sostenibles.

¿Cómo puede un plan de almacenamiento y autoconsumo de energía hacer que tu empresa sea resiliente desde el punto de vista energético?

Business Solutions

e-Industries Solutions

Facilitar el progreso sostenible juntos

Cualquier plan de resiliencia energética eficaz debe incluir el autoconsumo, o la capacidad de generar tu propia energía a partir de recursos renovables y utilizarla para el consumo energético cuando sea necesario. Esta es una opción cada vez más común a medida que la digitalización y la tecnología hacen que el mercado energético sea más flexible y descentralizado. El autoconsumo significa que una empresa ya no depende por completo de la red eléctrica para el funcionamiento de sus operaciones, lo que hace que la empresa, las instalaciones, el edificio público o la fábrica puedan seguir funcionando en caso de un apagón causado por el clima o por un fallo de los equipos.
 Los sistemas de almacenamiento de baterías constituyen una herramienta importante para la dependencia energética, ya que estos sistemas tecnológicos avanzados permiten al usuario almacenar energía para su uso posterior. Pueden ofrecer una variedad de soluciones de hardware y software en función del grado de resiliencia energética que necesite una empresa, y pueden almacenar energía extraída de la red eléctrica o generada a partir del autoconsumo de fuentes de energía renovables como la solar o la eólica. Cuando se combina con el almacenamiento en baterías, el autoconsumo se convierte en una parte aún más eficaz de cualquier estrategia de resiliencia energética.

How to develop a business energy resilience plan?

Hay muchas maneras de desarrollar un plan de resiliencia para tu empresa. Por ejemplo, integrando los sistemas de generación de energía distribuida con el almacenamiento de energía en baterías para un aprovechamiento óptimo de las energías renovables, como el sol o el viento. Otra forma de ser más eficiente y resiliente energéticamente es unirse a un programa de Respuesta a la Demanda para monetizar la flexibilidad energética mientras se descarboniza. 
Flexibility Solutions

Asesoramiento en soluciones

Rastrea tus emisiones, diseña una estrategia de descarbonización y alcanza tus objetivos de cero emisiones netas

Preguntas relacionadas

¿Qué es el sistema de almacenamiento energético?

PARA SABER MÁS

¿Qué es la respuesta a la demanda y cómo funciona?

PARA SABER MÁS

¿Qué es un sistema fotovoltaico industrial?

PARA SABER MÁS

¿Qué son los sistemas de cogeneración y cuáles son sus ventajas?

PARA SABER MÁS

¿Qué es un asesor energético y qué hace?

PARA SABER MÁS