/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Report on urban e-mobility to reduce smog

La clave para librar las ciudades del esmog

Un informe de la Fundación Enel y Navigant demuestra que electrificar el transporte público reduce la contaminación del aire

Publicado el: 28 FEBRERO, 2020
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año siete millones de personas en el mundo pierden la vida a causa de la contaminación atmosférica y que más del 80% de la población, residente en zonas urbanas, está expuesta a niveles de contaminación superiores a las pautas generales de la OMS. Según la ONU, antes del 2050 el 68% de la población mundial vivirá en las áreas urbanas que, aunque ocupan solo el 3% de la superficie terrestre, consumen dos tercios de la demanda energética mundial y son responsables de alrededor del 70% de las emisiones de CO2. Un cuarto de las mismas es causa directa del transporte por carretera, como confirma también la Agencia Internacional de la Energía (IEA). Por este motivo, se entiende por qué la descarbonización de los sistemas de trasporte urbano es una prioridad.

La electrificación del transporte público

La contaminación, enfermedades respiratorias y ciudades congestionadas, Enel X ha ofrecido como posible solución a estos problemas la electrificación del transporte público realizando en Santiago de Chile, Lima Bogotá tres de los proyectos más importantes e innovadores a nivel mundial,
Se pueden encontrar en el informe “Sustainable Urban Mobility: A Global Perspective on The Future of Electric Public Transportation” (realizado por la sociedad Navigant, con la contribución científica de Enel Foundation).

El contenido de la investigación

El estudio quiere ser un instrumento útil para los urbanistas, investigadores y responsables llamados a afrontar el problema de la descarbonización de los transportes en las grandes áreas urbanas del planeta. A partir de una serie de ejemplos, la investigación analiza el impacto y los beneficios de la electrificación del transporte púbico en las ciudades y sus habitantes. El transporte público eléctrico ha demostrado ser el instrumento más eficaz para ayudar a grandes cantidades de personas a moverse por la ciudad, reduciendo al mínimo la congestión de tráfico, la contaminación, el tiempo y los costes para llegar al lugar de trabajo. 
Es una solución que resulta todavía más eficaz cuando las administraciones promueven el uso de sistemas de transporte eléctrico (car sharing, motos, bicicletas, monopatines eléctricos) también el desplazamiento de la última milla, es decir, la parte final del trayecto para llegar a un destino no cubierto por el transporte público, y se individualizan áreas en las que la circulación de vehículos de combustión es limitada o está prohibida.

El ejemplo de Santiago de Chile

Santiago de Chile es un buen ejemplo. La capital chilena, que se encuentra entre las primeras de Sudamérica por la contaminación atmosférica, ha adoptado un plan para descarbonizar que prevé multiplicar por diez la flota de vehículos eléctricos circulantes (coches, taxis, camiones, motos, bicicletas) antes de 2022, gracias al esfuerzo de Enel X, y para electrificar todo el transporte público antes de 2050. Después del éxito de un primer test piloto con dos e-bus en 2016, en 2018 nuestra empresa ha obtenido la adjudicación de la licitación del transporte público ciudadano Metbus para la entrega de un primer lote de 100 e-bus, al que seguirá otro de 183. Esto aumentará la flota de autobuses eléctricos a 285, la más grande de Sudamérica y una de las más grandes del mundo.
Los medios de transporte usan energía 100% renovable proporcionada por Enel dentro de dos terminales completamente eléctricas proyectadas, construidas y gestionadas en Santiago por Enel X. Para cargar los e-bus usamos nuestros pioneros sistemas de recarga capaces de monitorizar y optimizar el consumo en tiempo real. El resultado es una reducción del 40% de los picos de consumo, con un ahorro del 50% de los costes, cero emisiones e índices de satisfacción elevados por parte de los ciudadanos. Un ejemplo de política de descarbonización exitoso que ha provocado que también las ciudades de Lima y Bogotá hayan recurrido a Enel X para realizar su nuevo sistema de transporte público.

Un mercado en expansión

El mercado del transporte público eléctrico sobre ruedas está destinado a expandirse en los próximos años. La IEA estima que en la actualidad 460 mil autobuses eléctricos circulan por el mundo, y las mayores flotas se concentran en China. Antes de 2030 la cuota de los e-bus en las ciudades debería llegar al 80%, de acuerdo al estudio, con importantes beneficios para el ambiente, la economía y la salud. Solo en Italia la progresiva reducción de las emisiones de los tubos de escape de los automóviles antes de 2030 podría ahorrar de forma acumulativa 10,5 mil millones de euros en términos de mayor productividadmenores costes para el sistema sanitario y vidas salvadas.
Transporte público eléctrico

Transporte público eléctrico

Movilidad a cero emisiones para ciudades sostenibles

Grandes baterías móviles

No obstante, la electrificación del transporte público también será crucial para reducir las emisiones de CO2 desde otra perspectiva. Los e-bus son, de hecho, baterías gigantescas sobre ruedas que, dada la naturaleza rutinaria de su trabajo (con horarios fijos y trayectos prestablecidos), permitirán aumentar la cantidad de energía limpia de la red eléctrica gracias a sistemas de carga inteligente como los que proporciona Enel X. Durante la carga nocturna, por ejemplo, los e-bus pueden recargarse usando energía de fuentes renovables producida en exceso, que de otra forma se perdería, contribuyendo a la flexibilidad y a la estabilidad de la red con importantes ventajas, ya sea en términos medioambientales como en términos económicos.

Son solo algunos ejemplos de cómo el desarrollo de la movilidad eléctrica promovida por Enel X está contribuyendo a crear ciudades siempre más eficientes, dinámicas, sostenibles y humanas.

 

Descarga aquí el informe “Sustainable Urban Mobility: A Global Perspective on The Future of Electric Public Transportation