Enel X’s energy storage system

Los beneficios de almacenar energía: eficiencia, ahorro y sostenibilidad

Los sistemas de almacenamiento energético en baterías convierten a los consumidores en protagonistas de la transición

Publicado el: 11 NOVIEMBRE, 2020

Las baterías son una tecnología clave

Los dispositivos de almacenamiento de energía son en este momento un componente básico para muchísimos dispositivos modernos, y mucho más. Acciones cotidianas como de despertarse gracias a la alarma del smartphone, trabajar en el portátil o conducir hasta casa por la noche un coche híbrido o completamente eléctrico, serían tareas difíciles de realizar si no fuera por la batería de iones de litio.

 

En 2019, Akira Yoshino, Stanley Whittingham y John Goodenough fueron galardonados con el premio Nobel de Química “por el desarrollo de baterías de iones de litio”, en un reconocimiento del papel central que estos elementos han asumido en nuestras vidas. La tecnología ha convertido los teléfonos inteligentes de hoy en día en televisores, libros, organizadores, controladores de la frecuencia cardíaca, además de simples dispositivos de comunicación. La electricidad es la que hace funcionar todas estas funciones, pero sin estas baterías estaríamos condenados a no poder alejarnos del enchufe.

La electricidad es vital para la vida moderna

Los elementos que han hecho del teléfono inteligente un dispositivo tan innovador son los mismos que respaldan las ciudades inteligentes y la industria 4.0, los paradigmas de un nuevo programa de desarrollo sostenible que produce ciudades, negocios y fábricas. Los científicos e ingenieros ya están desarrollando herramientas que mejoren la producción industrial, la movilidad, el grado de comodidad en los hogares e incluso en la educación y la atención médica. La electricidad es el elemento vital para el sistema. Pero sin baterías, no podríamos acceder a ella, ni utilizarla de manera eficaz y duradera, lo que significa que desperdiciaríamos energía e incurriríamos en costes más altos, al tiempo que se dañaría más al medio ambiente.
En el proceso del almacenamiento que permite liberar la energía según sea necesario, las baterías se han convertido en el eslabón central del maridaje entre tecnología y electricidad que está cambiando nuestras vidas. Han adquirido un papel fundamental en el establecimiento de un nuevo modelo de desarrollo sostenible. La razón es las fuentes de energía renovable más accesibles no son constantes. Las baterías permiten ir más allá de este límite, ya que almacenan energía cuando brilla el sol o sopla el viento y la liberan durante la noche o cuando no hace viento.

Combinar baterías con la gestión inteligente

Los sistemas de almacenamiento de energía de batería (BESS por sus siglas en inglés) son plataformas que combinan la capacidad de almacenamiento de energía de las baterías con el software necesario para ofrecer una gestión avanzada del consumo de energía mediante el aprovechamiento de la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y las soluciones basadas en la interpretación del Big Data. Así, estas baterías contrarrestan el cambio climático, fomentan el desarrollo de fuentes renovables, ayudar a reducir las emisiones de carbono e incluso abaratan los costes para las empresas y los hogares.

 

El principio operacional es sencillo. Las baterías reciben electricidad de la red eléctrica o directamente de la central eléctrica y luego la almacenan para liberarla cuando sea más conveniente, mientras que el software administra los ciclos de recarga y descarga en función de las necesidades y la disponibilidad en tiempo real.

Soluciones de almacenamiento energético

Soluciones integradas para ahorrar energía e impulsar tu negocio

Una solución disparatada llega a la mayoría de edad

Durante mucho tiempo, se pensó que la idea de acumular energía, para poder gestionar su uso y activarla solo cuando realmente se necesitase, era descabellada. La constante innovación y la capacidad intelectual que representan los tres químicos, ganadores del Nobel, han preparado el terreno para que puedan emerger sistemas de vanguardia tecnológica como el BESS. Estos sistemas dan rienda suelta a una amplia gama de soluciones para el uso eficiente y sostenible de la energía que trae consigo ventajas económicas y ambientales.

Hoy en día, la producción de energía renovable ya no depende exclusivamente de la disponibilidad inmediata de luz solar y viento, ya que se puede gestionar de manera eficiente utilizando la electricidad que se ha generado en períodos de bajo consumo y almacenándola en los momentos en los que haya un exceso de fuentes renovables disponibles, pero caiga la demanda de energía.

Por tanto, esta es una forma de incrementar la introducción de fuentes renovables en la red eléctrica superando las barreras que impone la producción intermitente. Los sistemas de almacenamiento de energía están diseñados para gestionar el consumo de energía no solo de los hogares, sino también de barrios enteros, pequeñas empresas y hasta grandes fábricas.

 

Toda vez que se acumula energía en función de las necesidades específicas y se libera solo cuando es necesario, se está minimizando el derroche, la dispersión y los costes energéticos.

Convierte en realidad la transformación sostenible

Los BESS son la clave de una verdadera transformación sostenible, en la que el almacenamiento, la gestión de los flujos de energía y los niveles de consumo garantizan que las actividades comerciales puedan combinar de forma eficaz el ahorro de costes, la eficiencia, la flexibilidad y la resiliencia. Las redes eléctricas están destinadas a convertirse en sistemas inteligentes, gracias a la tecnología que permite el almacenamiento.

 

La capacidad de almacenar y luego liberar energía es la forma de equilibrar la oferta y la demanda, agregar productores privados a pequeña escala a la red y, al mismo tiempo, ofrecer una eficiencia general en la forma en que se consume la electricidad.

En pocos años las baterías marcaron el comienzo de la revolución de los smartphones que trajo a nuestros bolsillos una amplia gama de soluciones de alta tecnología. Hoy en día, son el corazón de un sistema que está impulsando una pionera revolución, solo que a una escala mucho mayor, más global, que va en beneficio directo de nuestros hogares, ciudades y negocios.