/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Bushfire Season

La respuesta a la demanda acude en ayuda de Australia durante el verano

El clima extremo y los incendios forestales en Australia han afectado a la comunidad local y han llevado al límite la resistencia del sistema eléctrico naciona

Publicado el: 24 FEBRERO, 2020

Respuesta a la Demanda: una salvaguarda para la red

Los puntos débiles del sistema eléctrico que han salido a la luz con la emergencia ponen en relieve la necesidad de contar con un suministro de reserva barato para la red, si se quiere garantizar que haya luz en todas las circunstancias. Las empresas que participan en la respuesta a la demanda pueden jugar un papel fundamental a la hora garantizar que el sistema siga siendo seguro y estable para todo el mundo. La respuesta a la demanda funciona a través de agregadores terceros como Enel X, que suministran la energía combinada de sus clientes al Operador del Mercado Energético Australiano (AEMO) cuando la red necesita más suministro. Esto sucedió en varias ocasiones desde diciembre del año pasado a febrero de este año y prevemos que sucederá más veces a medida que avanza el verano.
Flexibility Solutions

Soluciones de flexibilidad

Transformar la energía, de ser un coste a una oportunidad

La red sufre enormes presiones

Las temperaturas, que a veces sobrepasan los 40ºC en todo el país, están ejerciendo una gran presión sobre la red eléctrica. En diciembre, cuando las temperaturas aumentaron, los generadores estaban desconectados y muchos hogares tenían el aire acondicionado encendido – las líneas de transmisión se vieron amenazadas. La menor aportación de las centrales eólicas y solares durante el período de pico sobrecargó aún más la red. La respuesta a la demanda  ayudó a reducir esta amenaza. Un elemento importante que ha de gestionar el operador de la red eléctrica es la frecuencia de la red. 
Las redes eléctricas son redes complejas que han de funcionar a una frecuencia constante, en Australia es de 50 Hertz, o 50 ciclos por segundo. La frecuencia desciende cuando la demanda sobrepasa la oferta y aumenta cuando hay menos demanda que oferta. Cambios de la frecuencia hasta de un uno por ciento pueden dañar el equipo y la infraestructura y, por consiguiente, han de controlarse. La respuesta a la demanda también puede ayudar a controlar las oscilaciones en los precios de la energía recortando la demanda cuando hace falta.

Los clientes del programa Respuesta a la Demanda de Enel X dan un paso al frente

Esta crisis también obligó al operador a utilizar el mecanismo de reserva energética del país, que tiene como objetivo equilibrar el beneficio de garantizar un suministro fiable frente al coste que esto supone y tan solo se puede utilizar durante las emergencias. Enel X también aportó su grano de arena con la respuesta a la demanda.
Desde el 30 de enero, y durante tres días, la alta demanda energética sumada a otros factores como los incendios forestales, el calor, el humo, el viento y las tormentas, dejaron a las líneas de transmisión en estado vulnerable, con un déficit de suministro. Entonces se recurrió a la Respuesta a la demanda  para ayudar a la red.

Después de la tormenta llega la resiliencia

Las tormentas dañaron seis torres de transmisión en la zona occidental de Victoria, a raíz de lo cual se produjo una avería en la línea principal de interconexión entre Victoria y el Sur de Australia que provocó un descenso de la frecuencia de la red. AEMO hizo un llamamiento a los proveedores de control de la frecuencia, como Enel X, para que estabilizaran la frecuencia y evitaran los apagones a gran escala.  Ese mismo día, grandes partes de Victoria y de Nueva Gales del Sur, que ya estaban lidiando con los incendios forestales, registraron temperaturas tan altas que se originó una escalada de los precios a lo largo de la tarde y al anochecer, durante el pico de demanda doméstica. La respuesta a la demanda también contribuye a reducir la presión de  los precios de la electricidad.

Juntos para apoyar la red eléctrica de Australia

Las empresas que ayudaron a responder a las emergencias fueron instalaciones de refrigeración, empresas de agua pública, centros de datos y procesadores de gas industriales. Ayudaron a reducir la presión de los generadores que ya estaban funcionando casi al máximo de su potencia mientras lucharon por satisfacer las necesidades de suministro. Toda una gama de empresas que abarca desde empresas agrícolas a hospitales, empresas de aguas públicas, centros comerciales, centros de datos y empresas manufactureras, puede beneficiarse potencialmente con los programas de respuesta a la demanda.  Es probable que se solicite más respuesta a la demanda antes de que termine el verano, ya que el daño de las torres de transmisión de Victoria tardará semanas en repararse.
Mientras tanto, la respuesta a la demanda estará a disposición para reforzar la seguridad y la resiliencia de la red, ofreciendo una alternativa más rápida y barata a la nueva capacidad de generación. En Australia y Nueva Zelanda, Enel X gestiona alrededor de 400MW de carga energética que generan sus clientes para aliviar la red y el mercado energético, respondiendo así a los picos de demanda o al aumento de los precios de la energía. En un informe de 2019, Bloomberg New Energy Finance citó Enel X como el mayor proveedor virtual de energía de Australia.