Distributed Energy Resources Management Systems

Los sistemas de gestión de energía distribuidos, claves en la transición

La energía distribuida es cada vez más importante en la transición: gestionarla es vital

Publicado el: 20 DICIEMBRE, 2020

¿Qué es la energía distribuida?

La energía distribuida es algo de lo que todos escucharemos hablar cada vez más a medida que avance la transición y las fuentes de alimentación dependan cada vez más de recursos que dependen del clima o la hora del día. Los recursos energéticos distribuidos podrían adoptar la forma de una matriz de paneles solares en el techo de un edificio de oficinas, o de un parque eólico en una colina no muy lejana, o de un sistema de almacenamiento de baterías en el patio de una fábrica, todos ellos generando energía y aportándola en diferentes cantidades a la red para ayudar a impulsar una ciudad eléctrica.
Distributed Energy Generation

Producción de energía distribuida

Ahorra dinero y mejora la capacidad de recuperación de un lugar a través de la producción energética sostenible

Energía, información en un flujo bidireccional

El flujo de dos direcciones de energía e información contrasta con el modelo centralizado tradicional. En este último, tenemos una central eléctrica gigante, que generalmente funciona con combustibles fósiles y que envía energía a los usuarios que están localizados detrás de los medidores que registran su uso.
En cambio, en un sistema de energía distribuida, la energía fluye desde la red hasta el consumidor y desde los paneles solares, las turbinas eólicas, las baterías u otros activos del consumidor hacia la red. Este flujo constante tiene que ser gestionado y ese es, precisamente, el trabajo de un Sistema de Gestión de Fuentes de Energía o DERMS, por sus siglas en inglés.

Optimizar el valor y tomar el control

Battery Energy Storage Solutions

Soluciones de almacenamiento energético

Soluciones integradas para ahorrar energía e impulsar tu negocio

El DER.OS o Software de Optimización DER de Enel X, es un sistema de gestión de las fuentes de energía escalable, una plataforma de software diseñada para optimizar el valor económico de los sistemas de almacenamiento de energía y otros recursos de la energía distribuida. Los usuarios pueden monitorear y comunicarse con sus activos en tiempo real, tomando el control de su red energética.

 

Nuestro software se encuentra entre los órganos de control, que manejan los activos de la generación de energía, y la plataforma en la nube, que interactúa con la empresa de servicios públicos y el mercado, así como con la interfaz del usuario. Esa interfaz ofrece datos de rendimiento en tiempo real, información histórica y también monitorea el valor de sus entradas.

Un uso más eficiente de energía significa más ahorro para los consumidores

DER.OS es un ejemplo de DERMS, una plataforma de software que ayuda a garantizar que haya energía segura en red en todo momento mediante la gestión de las interacciones de los activos que producen cantidades variables de energía y, para las utilities, la salida de los generadores convencionales. Esto asegura un uso de energía más eficiente, lo que significa más ahorro para los consumidores.
Una plataforma DERMS también garantiza que las contribuciones a la red de la variedad de nuevos actores que aporta la generación distribuida, incluidos las utilities locales, los propietarios de los sitios y los desarrolladores, puedan ser reconocidos y pagados, abriendo potenciales nuevos flujos de valor para todos ellos.

El futuro de la energía ya está aquí

Para el que no sea experto, todo esto suena demasiado futurista. Pero consideremos algo: Wood Mackenzie, una empresa de seguros e investigación de energía, estima que la capacidad de almacenamiento de energía distribuida y de energía solar en América del Norte, Europa y Oceanía se duplicará para 2025, y que los puntos de recarga de vehículos eléctricos se multiplicarán por siete para esa fecha. 
BloombergNEF, el departamento de consultoría e investigación energética del gigante de datos financieros, estima que para 2050 la energía eólica y la solar cubrirán el 56% de la demanda mundial de electricidad, respaldada por baterías y otras energías renovables. Todo eso tendrá que gestionarse, haciendo de la plataforma DERMS un factor vital en la transición. El hecho, es que el futuro ya está aquí.