/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

El caso de Atalaya Mining - Río Tinto

El caso de Atalaya Mining - Río Tinto

Las soluciones fotovoltaicas de auto-consumo de Enel X ayudan al sector minero

Gracias al acuerdo entre Enel X y Atalaya Mining se ha inaugurado en España la mayor planta fotovoltaica de autoconsumo en una empresa minera. El proyecto garantizará un importante ahorro en gastos de energía y contribuirá a la autosuficiencia energética de la empresa, reduciendo drásticamente su impacto medioambiental.

El cliente

Atalaya Riotinto Minera, filial española del grupo chipriota Atalaya Mining, es la empresa que explota el conocido yacimiento de las minas de Riotinto. El proceso minero incorpora las tecnologías más avanzadas del sector gracias a s grandes inversiones industriales, que a su vez han conllevado importantes mejoras medioambientales y la creación de más de 1 100 puestos de empleo directos e indirectos.

Los beneficios del acuerdo

El reto de Enel X

Atalaya Mining tiene como objetivo reducir sus gastos energéticos y aumentar su autosuficiencia energética. El objetivo es disminuir la dependencia de las fuentes energéticas no renovables, que son más sensibles a las fluctuaciones de los precios. De hecho, el consumo energético representa el 70% de la huella de carbono de la actividad minera.
El proyecto de Enel X incluye la construcción de una planta de 50 MW de potencia, equipada con 75 765 paneles fotovoltaicos en una superficie de 60 hectáreas y capaz de producir suficiente energía limpia como para cubrir las necesidades anuales de una ciudad de 14 500 habitantes. Esto representa una solución única, no solo para España, sino para todo el mundo.
La central evitará la emisión a la atmósfera de 40 000 toneladas de CO2; lo que equivale al consumo de 20 000 automóviles con motor de combustible fósil. Además, suplirá el 25% de las necesidades energéticas de la empresa, lo cual reducirá los gastos en energía. Aparte del beneficio para el medioambiente, esta central también tendrá un impacto social positivo: al seguir funcionando incluso tras el cierre de la mina, el proyecto creará puestos de trabajo y garantizará ingresos a largo plazo para la región.
El reto de Enel X

¿Estás interesado en nuestra oferta?