/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

gestión medioambiental

Sistemas de gestión medioambiental: tipos y estrategias

Hacer un seguimiento de los cambios en la naturaleza para tomar decisiones fundamentadas para el mañana

Publicado el 25 FEBRERO , 2021

Share this content on your channels

Sistemas de gestión medioambiental

Necesitamos registrar los cambios en nuestro entorno natural por muchas razones relacionadas con nuestra salud y la salud de nuestro planeta.

 

Los sistemas de gestión medioambiental estudian el aire, el suelo y el agua para medir sus condiciones actuales, detectar sus tendencias y cambios, hacer previsiones y proporcionar alertas tempranas y ayudar a los responsables a tomar decisiones fundamentadas basadas en la sostenibilidad y el medioambiente.

Tipos de gestión medioambiental

Hay diferentes tipos de gestión medioambiental, según lo que queramos analizar.

 

  • Control del aire: significa tomar muestras de aire para registrar la calidad del aire y de los niveles de gases de efecto invernadero.
  • Control del agua: incluye evaluar el impacto de los productos químicos y contaminantes en ríos, lagos y en el mar y, también, registrar las inundaciones, las sequías y la cantidad de agua.
  • Control de los servicios del ecosistema: utiliza datos de los satélites para documentar las interacciones entre el desarrollo humano y el medioambiente, por ejemplo, midiendo la extensión forestal en comparación con la de las tierras de cultivo. Por otro lado, controlar la biodiversidad supone mantener un registro de las especies animales y vegetales en áreas específicas.
  • Control de incendios, sequías e inundaciones: se focaliza en la alerta temprana y evaluación de los daños de desastres naturales como incendios forestales, inundaciones y sequías.

¿Cuál es la finalidad del control medioambiental?

Smart city

Ciudad Inteligente

Impulsar la revolución de la ciudad inteligente para las personas y el medioambiente.

Los propósitos del control medioambiental pueden variar desde ciudades que emiten alertas meteorológicas o de contaminación del aire en días concretos, hasta el seguimiento de la comunidad internacional de las emisiones globales de gases de efecto invernadero para establecer los objetivos de acción climática.

El control medioambiental ayuda a que los líderes tomen decisiones fundamentadas y elaboren políticas medioambientales con base científica.

Programas e informes de gestión medioambiental

Las autoridades públicas y las organizaciones internacionales tienen programas vigentes de gestión medioambiental que generan informes de supervisión del medioambiente.

 

Por ejemplo, el Centro Común de Investigación (Joint Research Centre, JCR por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea controla la base de datos EDGAR (Emissions Database for Global Atmospheric Research), un inventario de las emisiones de gases de efecto invernadero y de los contaminantes del aire. La base de datos muestra las tendencias de emisión global para ayudar a analizar las políticas de energía, clima y contaminación del aire para los países industrializados y los países en vías de desarrollo por igual.

Otro ejemplo, es el observatorio digital de áreas protegidas de la Unión Europea (Digital Observatory for Protected Areas, DOPA por sus siglas en inglés), una plataforma que evalúa e informa sobre las áreas protegidas. Los responsables políticos, las agencias de financiación, los gestores de reservas naturales, los investigadores y la Convención de Diversidad Biológica (CBD) pueden usar los datos DOPA para localizar recursos y gestionar las áreas protegidas.

Nuestra oferta

Aunque las ciudades cubren el 3% de la superficie terrestre, crean más del 70% de las emisiones de carbono, que son las culpables de la inminente crisis climática de nuestro planeta. Para mantener el aumento de la temperatura global en 1,5°C o menos, las ciudades deben conseguir emisiones netas cero para mediados de siglo. Para ello, deben hacer que todo —desde las fábricas hasta las casas, pasando por los transportes y los dispositivos de consumo— sea más eficiente energéticamente y esté interconectado.

 

En otras palabras, cada área urbana debe convertirse en una ciudad inteligente con estructuras de energía inteligentes que registren y comuniquen la información necesaria —como los niveles de consumo energético y los datos de la gestión medioambiental— en tiempo real.

 

Es aquí donde entran en juego nuestras soluciones de ciudad inteligente. El alumbrado público inteligente de Enel X está conectado a una plataforma digital que integra información de sensores que puede, por ejemplo, evaluar la calidad del aire y los niveles de contaminación en diferentes partes de la ciudad al mismo tiempo.

Nuestra Oferta

Nuestra Oferta

Con nuestro ecosistema de soluciones integradas, impulsamos nuevas estrategias energéticas

La gestión medioambiental genera datos clave para que los responsables políticos y los dirigentes consigan los objetivos de cero emisiones, y la infraestructura energética inteligente es una herramienta crucial en el esfuerzo por crear las ciudades sostenibles que necesitamos para un mañana mejor.