The Enel X model: sustainability means value

El modelo de Enel X: sostenibilidad significa valor

Hemos elegido colocar la sostenibilidad en el centro de nuestro modelo comercial para poder crear valor económico, social y ambiental para todos

Publicado el: 17 DICIEMBRE, 2019
Corría el año 2014 cuando, en el Foro Económico Mundial de Davos, la economía circular hizo su debut internacional. Por primera vez, para hacer frente a los cambios climáticos, se discutió sobre la necesidad de abandonar el modelo económico lineal tradicional de “produce, consume, desecha” para pasar a un modelo circular fundado en la sostenibilidad, entendida ya no como meta ideal sino como factor crucial para el crecimiento económico. El Grupo Enel fue uno de los primeros en llevar a cabo este cambio de paradigma, al adoptar, ya desde 2015, un modelo comercial sostenible e integrado que ha creado y sigue creando un valor en crecimiento constante, así como se puso de manifiesto el pasado 26 de noviembre en Milán, con motivo de la presentación del Plan estratégico 2020-2022. Una visión basada en las tres grandes pautas de desarrollo – descarbonización, electrificación y digitalización – y que puede resumirse en la fórmula sostenibilidad = valor.

Enel X, la sosteniblidad está en nuestro ADN

Es esta la intuición que, en 2017, lleva a la creación de Enel X, el departamento del Grupo que se adelanta a las exigencias de sus clientes desarrollando productos innovadores y soluciones digitales en los ámbitos en que actualmente la energía posibilita las mayores transformaciones: ciudad, vivienda, industria, movilidad eléctrica y sistema “fintech”. Desde el comienzo colocamos la sostenibilidad en el centro de nuestro modelo comercial, con la finalidad de realizar un ecosistema capaz de aprovechar de la mejor forma posible las oportunidades que ofrece la digitalización, para crear más valor económico, social y ambiental para todos: accionistas, consumidores, empresas y administraciones públicas. Un objetivo que llevamos adelante cada día a través de un modelo basado en plataformas que permite a los clientes participar activamente en los mercados de la energía y reducir los costes maximizando el impacto de la innovación y valorando las economías de escala.
Innovation and Sustainability

Innovación y sostenibilidad

Liderando el camino hacia la transformación tecnológica a prueba del clima

Enel X, en el corazón de la transición energética

Our offer

Nuestra Oferta

Con nuestro ecosistema de soluciones integradas, impulsamos nuevas estrategias energéticas

Todo ello pone Enel X en el centro de la estrategia que, en los próximos tres años, llevará nuestro Grupo a maximizar la creación de valor para sus accionistas, con un gran potencial de crecimiento también después de 2022. Hoy Enel X es líder mundial de la  Respuesta a la Demanda (RD) y desempeña un papel de primer orden también en los sectores de la movilidad eléctrica y en los sistemas de almacenamiento de energía. En los próximos tres años invertiremos 1.100 millones de euros para responder a la demanda creciente de servicios de valor añadido, determinada por el proceso de descarbonización del parque de instalaciones a nivel global y de electrificación del consumo y para valorar el rol, cada vez más central, del cliente en el ámbito del sistema energético. Concretamente, la descarbonización la facilitarán el aumento de la capacidad de RD, pasando de los 6,3 GW actuales a 10,1 GW antes de finales de 2022, y el incremento, en el mismo periodo, de la capacidad de almacenamiento de los 119 MW actuales a 439 MW. Enel X también confirmará su papel de motor de la  movilidad eléctrica elevando el número de puntos de recarga, entre públicos y privados, a 736.000 antes de 2022, respecto a los 82.000 de 2019. 

Sostenibilidad=valor, el futuro en una sola fórmula

The Circular Economy

La Economía Circular

Un nuevo modelo para crear valor añadido

Sostenibilidad como valor, para Enel X significa plantear soluciones cada vez más convenientes. Para poder desempeñar de la mejor forma posible nuestro rol de “multiplicador de valor” y “acelerador de la transición” hacia la economía circular, organizamos nuestra actividad comercial en diferentes Líneas Globales de Producto, correspondientes a los  sectores que pueden ser transformados más en profundidad a través de la utilización de la energía, pero también a los diferentes servicios innovadores, diseñados para las exigencias de nuestros clientes. A cada línea aplicamos cinco  modelos comerciales en los que se funda la economía circular: la sostenibilidad de los recursos, considerar el producto como un servicio (es decir, la posibilidad de utilizar los productos sin adquirirlos pagando solo lo que se necesita), la economía compartida, la extensión del ciclo de vida de los bienes y la gestión del final de vida de los productos (favoreciendo la reutilización y el reciclado).

 

Además, hemos desarrollado una serie de nuevos instrumentos de medición aceleración de la circularidad, que aplicamos a nuestras soluciones para certificar su circularidad y  también ponemos a disposición de otras empresas y de las administraciones públicas: la Puntuación de Economía Circular, que mide con una puntuación de 1 a 5 el nivel de circularidad de los productos, el Informe de Economía Circular, que analiza y mide la circularidad energética de la empresa y de sus sitios, y el Programa de fomento de la Economía Circular que identifica todas las actuaciones necesarias para  aumentar la circularidad a nivel de la empresa, la ubicación y el producto.

Cómo impulsamos el valor en Enel X

La Respuesta a la demanda es un buen ejemplo de cómo la sostenibilidad puede convertirse en valor desde diferentes puntos de vista. El programa de RD recompensa a nuestros clientes (tanto comerciales como industriales) por su disponibilidad a reducir temporalmente -y bajo solicitud- su consumo energético como, por ejemplo, en el caso de picos de demanda que superen la cantidad de energía disponible. Así, mientras la demanda queda satisfecha sin que haga falta incrementar la producción de energía, la empresa saca provecho tanto en términos de ganancias como de ahorro de costes. De esa forma se evitan posibles apagones y se limita el coste de las facturas, eliminando picos de demanda y precio. También las ventajas ambientales son evidentes: la RD, junto a sistemas de almacenamiento, puede favorecer una mejor integración de las energías renovables en el sistema energético. Una vez más los beneficios económicos se suman a los sociales (ningún apagón, tarifas más bajas) y ambientales (mayor utilización de las fuentes renovables). Otro ejemplo procede del sector de la movilidad eléctrica. La mayor duración de las baterías por un lado y la difusión extensa de los puntos de recarga en el territorio por el otro, están determinando el crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos. De acuerdo con el Informe Global de Vehículos Eléctricos (Electric Vehicle Outlook 2019) de  BloombergNEF, en los próximos tres años este proceso llevará a una bajada progresiva de los precios y a una difusión masiva  de este tipo de vehículos con ventajas considerables en términos ambientales (menor contaminación) y sociales (menor incidencia de las enfermedades respiratorias).

Además, si consideramos la eficiencia energética en el ámbito doméstico, en los últimos años tendencias parecidas han llevado a una bajada de los precios de los LED, los “smart meters” y en general de las tecnologías para la casa inteligente.

 

Igualmente, en el ámbito urbano, la convergencia tecnológica impulsada por la digitalización lleva a la creación de ciudades dotadas con sistemas inteligentes capaces de asegurar servicios más eficientes, menos caros y personalizados según las exigencias del ciudadano. Pensemos, por ejemplo, en los sistemas de mejora del rendimiento energético de la administración pública, las plataformas para la gestión digital de servicios como City Analytics y YoUrban o a soluciones como las JuiceLamps de última generación, que integran alumbrado público adaptativo, puntos de recarga para vehículos eléctricos y sistemas de gestión del tráfico.

 

Estos son solamente algunos ejemplos concretos del compromiso diario de nuestra empresa para encontrar soluciones capaces de mejorar la calidad de vida de todos, todos los días, basándose siempre y únicamente en una simple ecuación: sostenibilidad = valor..