/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

¿Qué es la domótica y cuáles son sus ventajas?

La domótica es el control automático de dispositivos domésticos inteligentes como luces, termostatos, electrodomésticos, sistemas de alarma y cámaras de seguridad. Más concretamente, es un ecosistema en el que todos los elementos se comunican inalámbricamente entre sí, y con el propietario de la vivienda. La domótica ofrece muchas ventajas, como confort, seguridad, comodidad y eficiencia energética. Hay muchos ejemplos de las ventajas de la domótica:

  • desbloquear la puerta de entrada a distancia para, por ejemplo, dejar entrar al cuidador de perros;
  • controlar el termostato para subir la calefacción o activar el aire acondicionado cuando uno está fuera de casa;
  • liberarse de las preocupaciones sobre si uno se ha olvidado de apagar la estufa o de cerrar la puerta con llave después de salir de casa para ir a trabajar.

¿Cómo funciona la domótica?

Cuando objetos domésticos corrientes como una bombilla o un termostato se conectan a Internet, pasan a formar parte de la Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y pueden activarse a distancia mediante un sistema domótico. Se trata de una red que enlaza los objetos IoT y permite controlarlos a distancia, uno a uno, mediante un asistente de voz o una aplicación. Por ejemplo, un sistema domótico conectado a dispositivos IoT permite encender y apagar la calefacción de casa mientras uno está en la oficina, así como programar el encendido de la iluminación exterior de la vivienda antes de llegar a casa del trabajo, todo ello desde una aplicación de smartphone. Muchos de estos dispositivos también están equipados con sensores que proporcionan información sobre el entorno.

Los sistemas domóticos pueden funcionar de tres maneras, a menudo simultáneas y habilitadoras:

  • supervisión remota de dispositivos a través de una aplicación (como ver en directo a las mascotas en acción);
  • automatización de dispositivos para que puedan comunicarse entre sí, como cuando una cámara de seguridad doméstica ve movimiento y «dice» a una alarma que se active;
  • activación a distancia de cualquier equipo que se mueva o se encienda y apague.

¿Qué ejemplos hay de sistemas domóticos?

Los hogares automatizados están llenos de dispositivos inteligentes, como alarmas y detectores de humo, luces y enchufes, y termostatos para la calefacción y el aire acondicionado. Despachos, cocinas, baños y jardines pueden beneficiarse de las ventajas que ofrecen los sistemas domóticos. Muchos electrodomésticos, como lavadoras, lavavajillas y hornos, incorporan funciones inteligentes que permiten controlarlos a distancia. Incluso los electrodomésticos más pequeños, como cafeteras, temporizadores, purificadores de aire y aspiradoras, por nombrar solo algunos, pueden conectarse a sistemas domóticos.

Para explotar todo su potencial de hacer la vida de los usuarios más cómoda y fácil, los sistemas domóticos deben comunicarse con los aparatos y electrodomésticos inteligentes de forma fluida, sencilla e integrada.

Un ejemplo de sistema domótico es Homix, de Enel X, una aplicación que aprende los hábitos, preferencias y rutinas de los usuarios, lo que le permite adaptarse automáticamente a su forma de vida ajustando, en consecuencia, la iluminación, los termostatos y los dispositivos de seguridad del hogar. Homix actúa como un portal para cada uno de los electrodomésticos inteligentes del usuario, permitiendo la personalización de los ajustes con un solo clic.

¿Cuáles son los beneficios de la domótica?

El olvido es la perdición del ahorro energético. Con demasiada frecuencia, la gente se olvida de apagar las luces del salón antes de irse a la cama y deja el aire acondicionado de casa a tope cuando está en el trabajo. Olvidarse de apagar las luces y los electrodomésticos cuando no los necesitamos es caro y es un derroche. Aquí es donde entran en juego los beneficios de la domótica. Estos sistemas ahorran energía y reducen la factura de la luz porque reducen el consumo de energía para calefaccionar, refrigerar, iluminar y hacer funcionar los electrodomésticos. Las ventajas de la domótica son varias e incluyen:

  • acceso remoto: quizá las ventajas más evidentes de la domótica sean las relacionadas con la posibilidad de controlar a distancia las funciones inteligentes del hogar, como la iluminación, la temperatura y los sistemas de seguridad, ya sea mediante una aplicación para smartphone o mediante comandos de voz;
Smart Home Solutions

e-Home Solutions

Garantizar una vida mejor y más inteligente a través de tecnologías de vanguardia

  • confort: otra ventaja clave de los sistemas domóticos es su capacidad para garantizar un entorno doméstico confortable ya que, por ejemplo, permiten programar el encendido y apagado de termostatos y luces a determinadas horas del día o de la noche;
  • eficiencia energética: los sistemas de domótica reducen el derroche de electricidad, por lo que ayudan a reducir la huella de carbono (y la factura energética), sobre todo cuando la electricidad consumida se genera a partir de energías renovables como la eólica, la solar y la geotérmica;
  • comodidad: los sistemas domóticos no solo permiten controlar prácticamente todos los dispositivos conectados a Internet desde un smartphone, sino que también permiten que ciertos sistemas funcionen juntos, de forma automática; por ejemplo, algunos sistemas domésticos inteligentes facilitan las tareas domésticas, como la compra de alimentos, gracias a frigoríficos «inteligentes» que pueden enviar recordatorios cuando faltan o escasean ciertos alimentos;
  • seguridad: otra ventaja evidente de la domótica son los sistemas de seguridad, porque la seguridad conectada a Internet permite, por ejemplo, recibir imágenes en directo de la vivienda en ausencia para comprobar que todo va bien y que las cámaras de seguridad emiten una alarma cuando detectan una entrada no autorizada;
  • flexibilidad: una ventaja clave de los sistemas domóticos es su tendencia a ser extremadamente flexibles a la hora de «recibir» nuevos miembros en la red, algo importante a tener en cuenta cuando uno necesita sustituir un aparato antiguo cuya vida útil ha terminado;
  • perspectivas: al tener acceso a los datos en tiempo real, los sistemas domóticos también pueden procesar toda esta información y convertirla en perspectivas útiles sobre cómo se gestionan los electrodomésticos, ayudando a controlar el consumo de energía a lo largo del tiempo y ofreciendo consejos que pueden ayudar a ahorrar energía (y dinero).

Preguntas relacionadas

¿Qué es el almacenamiento de energía en casa?

PARA SABER MAS

¿Qué es una estación de recarga doméstica?

PARA SABER MAS

Instalación de un sistema fotovoltaico: ¿qué se debe saber?

PARA SABER MAS