Una basílica de luz

La Basílica de Santa María la Mayor de Roma cuenta con una nueva iluminación más eficiente y estética gracias a Enel Sole y al apoyo de la Fundación Endesa

Published on FEBRUARY 15, 2018

De todas las técnicas artísticas, el mosaico es quizás aquella en la que la combinación con la luz resulta más importante: los maestros de la Edad Media no colocaban las teselas siguiendo una superficie plana, sino desfasadas entre sí, precisamente para ensalzar los reflejos de la luz.

 

Los maravillosos mosaicos de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, de entre los más hermosos y famosos de la Ciudad Eterna, merecían brillar con una luz adecuada, y dicha luz es la de la nueva instalación realizada por Enel Sole, sociedad de Enel X especializada en iluminación artística y pública, con el apoyo de la Fundación Endesa.

Iluminación Arquitectónica

Iluminación Arquitectónica

Una forma sostenible de tutelar el patrimonio de la ciudad

Realzar los aspectos artísticos y religiosos

Lógicamente, la nueva instalación no solo ha resaltado los mosaicos, sino toda la basílica, sus diferentes espacios y las obras de arte que la decoran: el pronaos, la nave central, las naves laterales, el ábside, el altar mayor, el baldaquino, la cripta, el artesonado del techo, la capilla Paolina, las capillas Cesi, Sforza, del Crucifijo y del Baptisterio, las capillas menores, el vestíbulo y la estatua de la Virgen conocida como “Regina pacis”.

 

Estos elementos pertenecen a períodos y estilos distintos. Y es que esta basílica es un condensado de historia del arte: la arquitectura ha mantenido su estructura paleocristiana, los mosaicos son paleocristianos y medievales y las capillas son renacentistas y barrocas. Para cada período hemos estudiado la iluminación más apropiada con el fin de resaltar el estilo artístico correspondiente, con una luz cálida e idónea para destacar los colores de los preciados materiales que forman los elementos arquitectónicos y las obras de arte.

Atención especial ha merecido la instalación de iluminaciones distintas para ocasiones distintas: por una parte, la iluminación para las liturgias diarias; por otro, para las misas papales más solemnes que se celebran en el altar papal, dado que Santa María la Mayor es una de las cuatro basílicas papales mayores (las otras tres, situadas todas en Roma, son San Pedro del Vaticano, San Juan de Letrán y San Pablo Extramuros).

 

La modernización de la iluminación resultaba necesaria sobre todo desde el punto de vista estético: la antigua instalación carecía de una óptica que resaltara los elementos arquitectónicos y artísticos, no era regulable y en algunos casos, los niveles de luz eran excesivos. Por el contrario, la nueva instalación garantiza una luz adecuada y regulable, y la colocación de los proyectores está estudiada para minimizar el impacto visual, que hasta ahora resultaba fuerte.

Más eficiencia, más ahorro

Pero el alcance de las soluciones smart que hemos utilizado resulta aún más innovador si se tienen en cuenta los aspectos técnicos además de los estéticos. La antigua instalación estaba formada fundamentalmente por lámparas fluorescentes lineales y lámparas halógenas de vida corta y con un alto coste de mantenimiento. Con nuestra nueva iluminación, basada en la tecnología de LED de alta eficiencia, la vida útil de los cuerpos luminiscentes pasa de 3.000 a 50.000 horas, con una mejora de más del 1500%, además de una reducción importante de los gastos de mantenimiento.
Gracias a la mejora de la eficiencia, la potencia instalada ha descendido de 153 kW a 31 kW (la media por proyector ha disminuido de 190 W a 40 W); por consiguiente, el consumo anual pasará de 762.838 kWh a 153.216 kWh, con un ahorro del 80%, equivalente a un valor absoluto de 609.622 kWh al año.
Borja Prado
Quote alt

Hay tres razones que hacen de este lugar uno de los más especiales del mundo: Es el Templo dedicado a la Virgen más importante del mundo. Está bajo protección de la Corona Española desde los tiempos de Carlos I. Y el Santo Padre, antes y después de cada viaje, viene a rezar aquí. Solo él. Por eso, es un orgullo y un honor para la Fundación Endesa iluminar esta Basílica.

Borja Prado

Presidente de Endesa y de la Fundación Endesa

La experiencia de Enel Sole

Enel Sole era la empresa más indicada para una operación de este calibre, dada nuestra experiencia sin igual en el campo de la iluminación artística, en la que somos líderes a nivel mundial: precisamente en Roma hemos instalado la iluminación de monumentos de fama mundial como el Panteón, pero también de exteriores igualmente célebres como la Plaza de España y los Jardines del Quirinal.

 

Cabe destacar que con nuestra luz hemos ensalzado algunos de los mayores monumentos y obras maestras de todos los tiempos, como la Torre de Pisa, el parque arqueológico de Pompeya, la Sacristía Antigua de San Lorenzo de Florencia – uno de los monumentos más destacados del Renacimiento – y el Alcázar de Sevilla, ejemplo característico de arte árabe-andaluz y mudéjar.

 

Sin embargo, no nos limitamos al arte antiguo: en la ciudad piamontesa de Alessandria hemos iluminado el ultramoderno Puente Cittadella, diseñado por el arquitecto americano Richard Meier, y en Milán, Enel Sole ha sido socio oficial de la Expo del 2015.

Un valor especial para la Fundación Endesa

Santa María la Mayor también es un proyecto que asume un valor especial para la Fundación Endesa, que ha financiado las obras. No solo porque uno de los fines de la Fundación española es la revalorización del patrimonio artístico, sino también porque la Basílica mantiene desde hace siglos un especial y estrechísimo vínculo con España.

 

Ya en el siglo XVI el Emperador Carlos I de España y V de Alemania concedió una serie de donaciones a la Basílica, y cuenta una leyenda que la lámina de oro de la cubierta se hizo con los primeros cargamentos de oro que llegaron a España desde Perú.

Desde 1647, en virtud de una bula papal de Inocencio X, a los monarcas de España se les viene otorgando el título de protocanónigos honorarios de la Basílica, privilegio que se renovó en 1953 con un Concordato entre el Vaticano y España «habida cuenta de la piedad y la devoción que han unido a la nación española y la Basílica patriarcal de Santa María la Mayor ». Desde 1977 el protocanónigo honorario es Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, quien el 19 de enero participó en la ceremonia inaugural de la nueva instalación: la presencia de Sus Majestades pone de relieve el valor de esta basílica para España en la jornada en que el Grupo Enel la ilumina para el mundo entero.